Modelismo » Canberra Bmk-62 Fuerza Aerea Argentina 1:48. »


Modelismo Avanzado


Canberra Bmk-62 Fuerza Aerea Argentina 1:48.







Por: Juan Carlos Heredia

El English Electric Canberra fue diseñado en Gran Bretaña hacia 1949 como el primer bombardero liviano a reacción de la Real Fuerza Aérea Británica (RAF).
Con prestaciones excepcionales para la época, era más veloz y con un mayor techo de altitud que los cazas rivales contemporáneos.

En pleno desarrollo de la Guerra Fría los prototipos del Canberra protagonizaron un vuelo épico de reconocimiento sobre la Unión Soviética sobrevolando instalaciones secretas enclavadas en el interior del territorio, hasta entonces, nunca fotografiadas, mientras los cazas interceptores rusos Mig-17 se veían impotentes al tratar de alcanzarlos, en una estruendosa demostración de la superioridad del nuevo avión británico.

Desde entonces el Canberra fue desarrollado en versiones sucesivas cada vez más perfeccionadas para bombardeo, interdicción nocturna y todo tiempo, reconocimiento fotográfico a gran altitud, inteligencia electrónica, remolque de blancos y entrenamiento, siendo exportado a dieciocho países, incluso a Estados Unidos que fabricó su propia versión con la denominación Martin B-57. La NASA utilizó dos Canberra WB-57 para investigaciones de vuelo a gran altitud.

Estas legendarias aeronaves han entrado en combate en la crisis de Suez en 1956, Vietnam, los enfrentamientos entre India y Paquistán, el conflicto entre Perú y Ecuador y la Guerra de Malvinas.
En 1968 la Fuerza Aérea Argentina adquirió doce Canberra, diez bombarderos del modelo BMK-62 y dos entrenadores TMK-64 que arribaron al país entre 1970 y 1971, prestando servicio desde entonces en la Segunda Brigada Aérea con asiento en Paraná, Entre Ríos, demostrando ser un sistema de armas versátil, robusto y confiable.

Movilizados durante el conflicto austral en 1978, estos aviones retornarían al sur del territorio patrio para cubrirse de gloria en la gesta de Malvinas en 1982.

Usando como base operativa a Trelew, y armados con bombas de 454kg. los Canberra realizaron ataques diurnos y nocturnos sobre las posiciones británicas, operando en condiciones climáticas desfavorables y en la oscuridad de la noche, acechados por los Harriers y fragatas misilísticas, ganándose el respeto de sus enemigos mientras sus bombas alcanzaban blancos británicos en la zona de San Carlos, Monte Kent, y Monte Harriet, donde el propio comando inglés del General Jeremie Moore estuvo a punto de ser alcanzado por los Canberra argentinos.

 





Dos aeronaves se perdieron durante la guerra, el Canberra B-105 derribado el 1° de mayo por el misil de un Sea Harrier, y el B-108 en la noche del 13 de junio alcanzado por un misil Sea Dart del buque Exeter. Así, el primer y el último avión de la Fuerza Aérea Argentina caídos en combate fueron Canberra, y el escuadrón dejó inscripto con honor y sacrificio el nombre de sus héroes: Capitán Fernando Casado, Primer Teniente Mario González, Teniente Eduardo Ibáñez, que reposan para siempre en las Islas Malvinas.

Con posterioridad los Canberra continuaron volando durante años en Argentina con increíble devoción de sus tripulaciones y personal de mantenimiento, a pesar del embargo británico, gracias al generoso aporte de repuestos conseguidos a través de Perú y Venezuela, países hermanos que también contaron con el Canberra en sus fuerzas aéreas.

Pese a todos los esfuerzos, poco a poco el paso del tiempo se cobró su cuota y finalmente en 1999 los tres aviones que aún se mantenían en servicio fueron desprogramados.

En una emotiva ceremonia el Canberra BMK-62 B-109 realizó el último vuelo concluyendo una gloriosa etapa en la historia de la Fuerza Aérea Argentina y hoy este orgulloso veterano se exhibe en el Museo Nacional de Aeronáutica de Morón.

La maqueta


El modelo fotografiado fue realizado en scracht hace ya algunos años, en ese momento no existían maquetas del Canberra en escala 1:48. El modelo original se talló en madera estampándolo posteriormente en plástico alto impacto, para a continuación grabarle los paneles y realizar la cúpula y la trompa translúcida del bombardero en vacuforme.

Posteriormente lo pinté con los colores clásicos que mantuvieron los Canberra durante su servicio en la Fuerza Aérea Argentina, en color verde oliva oscuro y gris oscuro con los inferiores en blanco satinado, un esquema similar al empleado por la RAF.
La buena noticia es que en la actualidad se consiguen dos excelentes maquetas del Canberra en escala 1:48, de las firmas Classics Airframes y Airfix.

Ambas marcas han producido toda una gama de la familia Canberra en varias versiones, incluidos el modelo inglés B-2, el norteamericano B-57 y versiones de ataque y reconocimiento como el PR-MK9.

Especialmente nos interesa el B-2 de Classiscs que incluye la versión argentina BMK-62, con calcas para dos aviones del escuadrón Canberra durante la Guerra de Malvinas.
Se trata de una hermosa maqueta con las piezas más grandes, alas y fuselajes en plástico inyectado e interiores y detalles como los pozos de los trenes de aterrizaje soberbiamente realizados en resina.

Recientemente Airfix a lanzado la versión de ataque Mk-8 y anuncia también un B-2 con calcas argentinas edición especial Malvinas, que estaremos esperando ansiosos!
Un justo homenaje para esta veterana aeronave!!

Volver


Novedades Fundasol leer mas

Fm Soldados

click aquí para escucharnos a través de tunein.com
Entra a ver los beneficios Suscriptores
Credito Full S.A.
Credito Full S.A.
Publicidad Sociedad Militar Seguro de Vida

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Cultura e Historia

Fundacion Soldados
Av. Santa Fe 4815 1º Piso,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.CP: 1425
Nuestro horario de atención: Lunes a viernes de 9 a 17 hs
Nuestros teléfonos: (5411) 4346-6100 Interno: 1099 / 2874










diseño web: ana gallardo