» Cultura e Historia » La bandera argentina y Belgrano su creador »

La bandera argentina y Belgrano su creador



 

A los grandes héroes de nuestra independencia se los recuerda el día de su muerte, pues es el momento que pasaron a la inmortalidad. El 20 de junio de 1820 pasó a la inmortalidad el General Manuel Belgrano, siendo su obra más destacada, la creación de nuestra bandera nacional, ese extraordinario símbolo que nos identifica en el mundo entero y ese punto de reunión común de todos los argentinos desde la Quiaca hasta Ushuaia.



Manuel Belgrano y la Bandera



Es por ello que celebramos, cada año el 20 de junio, el día de la bandera y es la fecha seleccionada para su jura de fidelidad por parte de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, y también la toma de compromiso por parte de escolares y estudiantes.



La bandera argentina



Bandera Argentina



La creación de la bandera nacional se encuentra enmarcada en las primeras acciones revolucionarias de los criollos. El gobernador realista de Montevideo Gaspar Vigodet había dispuesto que su flota impidiera las comunicaciones de los patriotas a través del río de la Plata y de sus afluentes. Para cerrarle el paso el Triunvirato ordenó al jefe del Regimiento de Patricios la construcción de baterías en las orillas del río Paraná. En cumplimiento de la orden, el coronel Manuel Belgrano estableció en las barrancas del Rosario dos pequeñas fortificaciones a las que denominó Libertad e Independencia.

Ante la noticia de un próximo ataque realista, Belgrano decidió que sus soldados no deberían seguir llevando distintivos españoles. Solicitó permiso al gobierno para el uso de una escarapela nacional, el que fue concedido a través de un decreto del 18 de febrero de 1812. Entusiasmado con la aprobación, diseñó también una bandera celeste y blanca, colores que el cuerpo de Patricios había adoptado durante las invasiones inglesas y que los patriotas usaran el 25 de mayo como enseña.

Durante la inauguración de la batería Independencia, el 27 de febrero, Belgrano hizo formar a sus tropas frente a la bandera confeccionada por una dama rosarina, Doña María Catalina Echeverría de Vidal. Ordenó a sus oficiales y soldados jurarle fidelidad y exclamó: "Juremos vencer a los enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo de la Independencia y de la Libertad. En fe de que así lo juráis, decid conmigo ¡Viva la Patria”.

Al tomar conocimiento del hecho, el Triunvirato lo reprimió severamente mediante un oficio en el que expresaba: "El gobierno deja a su prudencia la reparación de tamaño desorden, pero debe prevenirle que ésta será la última vez que sacrificará hasta tan alto punto los respetos a la autoridad del gobierno y los intereses de la nación que preside y forma, los que jamás podrán estar en oposición a la uniformidad y orden. A vuelta de correo dará cuenta exacta de lo que haya hecho en cumplimiento de esta superior resolución”.

Cabe destacar que en esos momentos Belgrano era uno de los pocos jóvenes criollos que se atrevían a emplear la palabra independencia. Si bien este ideal era compartido por patriotas de la talla de José de San Martín -creador de la Logia Lautaro-, de Bernardo de Monteagudo -líder de la Sociedad Patriótica- y de José Gervasio Artigas -adalid de la Banda Oriental, el Triunvirato (con su secretario Bernardino Rivadavia a la cabeza) no quería disgustar a Gran Bretaña ni al embajador británico en Río de Janeiro, Vizconde de Strangford, con quienes estaba negociando la retirada de los portugueses de la Banda Oriental a cambio de que en las Provincias Unidas no se mencionase el tema de la independencia. Por esa causa reprobó la actitud de Belgrano./



Bandera Argentina



Mientras tanto el general había partido hacia Humahuaca para hacerse cargo del Ejército del Norte y no llegó a enterarse del rechazo, por lo que colocó la nueva bandera en los balcones del Ayuntamiento de San Salvador de Jujuy.

El 27 de junio el gobierno lo desautorizó por segunda vez a lo que Belgrano respondió que destruiría la bandera.

Si bien el gobierno mantuvo en completo abandono al ejército y le ordenó retroceder hasta Córdoba, éste lo desobedeció, y ante el angustiado pedido de ayuda de los tucumanos a causa de la invasión perpetrada en agosto por los realistas, optó por presentar combate y el 24 de septiembre de 1812 aplastó al ejército del general Pío Tristán.

La incumplida orden de repliegue acrecentó el desprestigio de un gobierno acusado de despotismo y contribuyó a que el 8 de octubre se formara un segundo Triunvirato afín con la ideología de San Martín y Monteagudo.

En las orillas del río salteño Pasaje, que desde entonces pasó a llamarse Juramento, el 13 de febrero de 1813 el mayor general Eustoquio Díaz Vélez tomó juramento de fidelidad a la enseña al General Belgrano. Acto seguido éste hizo lo propio con Díaz Vélez y con el resto del ejército. El 20 de febrero se libró la Batalla de Salta en la que Belgrano aniquiló nuevamente al ejército realista, siendo ésta la primera acción militar de los patriotas presidida por la bandera celeste y blanca. Años después el Congreso de Tucumán se encargó de desagraviar a Belgrano reivindicando su actuación patriótica, y el 20 de julio de 1816 ratificó oficialmente el uso de la bandera como símbolo nacional.



 

Licenciada Ana María Musico Aschieroflecha Autor: LICENCIADA ANA MARÍA MUSICO ASCHIERO - Instituto Argentino de Historia Militar
Mail: itimadster@gmail.com









Novedades Fundasol

 

FM Soldados

 

Nacion Seguros
Sastreria Militar
Credito Full S.A.
Publicidad Sociedad Militar Seguro de Vida

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Cultura e Historia

Fundacion Soldados
Av. Santa Fe 4815 1º Piso,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.CP: 1425
Nuestro horario de atención: Lunes a viernes de 9 a 17 hs
Nuestros teléfonos: (5411) 4346-6100 Interno: 1099 / 2874










diseño web: ana gallardo