Cultura y Patrimonio > Ciudadano Soldados

Brigadier de la Real Armada Santiago de Liniers y Bremond






Ampliar foto con un clik (Niort, Francia, 25 de julio de 1753 - Cabeza de Tigre, Argentina, 26 de agosto de 1810).

Conde de Buenos Aires, Caballero de la Orden de San Juan, Caballero de la Orden de Montesa, Oficial de Caballería, Oficial de la Real Armada, Comandante General de Armas de Buenos Aires y Virrey del Río de la Plata.

Este gentilhombre francés al servicio del Rey de España, fue una de las figuras más románticas que tuvo la historia del Virreynato del Río de la Plata.

Hijo de un Oficial de la Royal (Armada Francesa),Jacques de Liniers, Señor de Cran-Chaban; y de Enriqueta Teresa de Bremond. De puro linaje provinciano, pertenecían a la aristocracia militar.

A los doce años, se decidió por la carrera militar. Siguiendo la tradición familiar cursó en la Soberana Militar Orden de Malta, llamada también San Juan de Jerusalén. Se vio beneficiado por el tercer Pacto de Familia (1761), que permitió a los franceses participar en las empresas militares españolas en igualdad de derechos y obligaciones que los españoles. Ingresó en la Escuela Militar de la Orden de Malta, donde después de tres años egresó, en 1768, con la Cruz de Caballero.

Inició su carrera militar en Francia como Oficial de Caballería, donde obtuvo el grado de Subteniente de Caballería en el Regimiento de Royal-Piémont.

En 1774 solicitó la baja y se alistó como voluntario en una de las cruzadas contra los moros argelinos. Al concluirla, rindió examen de Guardiamarina en Cádiz, para así prestar servicios como voluntario para el Reino de España. En 1775 recibió el grado de Alférez de Fragata.

En 1776, bajo las órdenes del Capitán General Pedro Antonio de Cevallos Cortés y Calderón, se embarcó al Virreinato del Río de la Plata y participó en la ocupación de la isla de Santa Catalina y en el ataque a Colonia del Sacramento.

Entre 1779 y 1781 estuvo embarcado en el navío San Vicente, perteneciente a la escuadra franco-hispana que luchó contra la flota inglesa. Por su acción en el sitio de Mahón y en la conquista de Menorca, fue ascendido a Teniente de Navío. Luego actuó en el sitio de Gibraltar, y por su acción en la toma de un corsario inglés fue ascendido ahora a Capitán de Fragata.

En 1788 fue enviado al Río de la Plata para organizar una flotilla de cañoneras. En este viaje llevó a su hijo Luis y a su primera esposa, Juana de Menviel, con la que se había casado en Málaga. Pero ésta muere en 1790 y Liniers contrae enlace nuevamente, esta vez en Buenos Aires, con María Martina Sarratea.

Dirigió la fortificación de Montevideo, y en 1796 obtuvo como Jefe de la Escuadrilla obtuvp el grado de Capitán de Navío de la Real Armada.

En 1803 el Virrey Joaquín del Pino y Rozas lo nombró Gobernador de Misiones. Allí realizó un importante estudio político y científico de la zona.

En 1804 fue nombrado por el Virrey Rafael de Sobremonte, Jefe de la Estación Naval de Buenos Aires, pero pronto fue trasladado a la Ensenada de Barragán. En el viaje a Buenos Aires falleció su esposa María Martina. Se sentía desplazado por otros oficiales españoles, pues creía tener méritos para un destino mejor.

Organizó la "Reconquista" desde Montevideo y, con aproximadamente 1.300 hombres, desembarcó en Tigre y avanzó, con el apoyo popular, hacia Buenos Aires. Intimó al enemigo rendición, la que se produjo el 12 de agosto. Dos días después, se supo que el virrey Sobremonte acudía desde Córdoba en auxilio de la ciudad, ya libre. En tanto, se reunió un cabildo abierto que decidió pedir al Virrey que delegara en Liniers el mando militar del virreinato. Este reconocimiento general del gran desempeño de Liniers llegó a la Corona, que lo nombró Brigadier de la Armada.

De inmediato, comenzaron los preparativos para poder enfrentar una nueva invasión. Se organizaron batallones y compañías separados por castas y provincias y se designaron oficiales con la aprobación de las tropas. En pocos meses, se movilizaron más de 8.000 hombres, se organizó la maestranza, se construyeron baterías y se disciplinó a la tropa.

A comienzos del año siguiente, los británicos tomaron Montevideo y, entrado el invierno, dirigieron un nuevo ataque a la capital del virreinato. El centro de la resistencia fue la Plaza Mayor. Toda la población se unió a las tropas y participó de la encarnizada lucha que se libró en las calles de la ciudad. El 6 de julio, Whitelocke capituló, aceptando el ofrecimiento de Liniers.

En ese mismo año, Liniers fue designado virrey en forma provisoria; meses después, fue confirmado. En virtud de la real orden del 13 de febrero de 1809, Liniers se hizo acreedor al título de conde de Buenos Aires, de una elevada pensión y de la propiedad de tierras que heredarían sus hijos y sucesores; de esa manera, la Junta Central premiaba los méritos y el desempeño que Liniers había alcanzado como virrey. Los acontecimientos revolucionarios de mayo de 1810 lo sorprendieron en Córdoba, en viaje ya de Tucumán a la península.

En Córdoba, las autoridades, con excepción del deán Funes, habían decidido desconocer a la Junta de Mayo y exhortar a los gobiernos dependientes (La Rioja y Cuyo) a tomar la misma actitud. Liniers, por su parte, solicitó refuerzos a Perú y Montevideo, los cuales no le fueron remitidos. Desconfiando de las tropas cordobesas, trató entonces de marchar al Perú con los pocos leales a la Corona que todavía quedaban y organizar allí un ejército para someter a los rebeldes de Buenos Aires.

La Junta Provisoria, convencida de que los responsables del conato ponían en grave peligro a la revolución, resolvió castigarlos severamente. Sólo permanecían junto a Liniers 28 oficiales, en su mayoría europeos, por lo que no le quedó ya más recurso que la fuga. El Coronel Antonio González Balcarce, a la cabeza de 300 hombres, fue comisionado para perseguirlos y los alcanzó en los bosques que rodeaban el camino a Córdoba y Santiago del Estero. La Junta dispuso que los prisioneros fueran pasados por las armas; destacó al doctor Castelli y a los comandantes French y Juan Ramón Balcarce para cumplimentar la orden. El lugar de la ejecución fue un pequeño bosque llamado Monte de los Papagayos, distante dos leguas de la posta Cabeza de Tigre
Novedades Fundasol leer mas

Fm Soldados

click aquí para escucharnos a través de tunein.com
Entra a ver los beneficios Suscriptores
Credito Full S.A.
Publicidad Sociedad Militar Seguro de Vida
Publicidad Hiper Credito

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Cultura e Historia

Fundacion Soldados
Av. Santa Fe 4815 1º Piso,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.CP: 1425
Nuestro horario de atención: Lunes a viernes de 9 a 17 hs
Nuestros teléfonos: (5411) 4346-6100 Interno: 1099 / 2874










diseño web: ana gallardo